domingo, 31 de enero de 2016

Alimenta tu Mente de Feminismo y tus Miedos Morirán de Hambre




Me asombra ver en las redes sociales la hostilidad hacia las páginas feministas o los comentarios de odio que escriben cuando se intenta denunciar el Machismo y sus facetas visibles e “invisibles”. Siempre he pensado que el Feminismo es un movimiento liberador  para toda la sociedad. No lucha para favorecer a las Mujeres y perjudicar a los hombres.¿O sí? Si entendemos la palabra “perjudicar” como arrebatar privilegios que hasta ahora disfrutaban, no me extraña que haya hombres que tengan miedo al Feminismo. En el fondo lo que tienen miedo es a la Libertad.¡Qué duro es ser libre!.Y esto también va para las mujeres que se sienten aterrorizadas ante la palabra Feminismo.




Esas personas llamadas feministas creemos en las mujeres, creemos en los hombres.  No vamos en contra de lo femenino, ni si quiera de lo masculino, Sí de lo machista. Sólo queremos que la vida sea vida, que todas las personas tengan el derecho a decidir. Odiamos la violencia porque machaca la vida que tanto amamos. No queremos ser mejores que nadie, no queremos ir contra nadie. Queremos lanzar un mensaje positivo.



No queremos ser esclavas de nadie, no queremos penas, ni victimismos. No queremos culpas, no queremos rencores. Sólo queremos ser libres, ser libres y responsables. Tener derechos, tener deberes. Queremos ser ciudadanas con todas las letras.


Ser feminista es luchar por la igualdad de derechos de todas las personas. Es creer en esa igualdad de derechos y trabajar para que todas las personas puedan acceder a ellos. Creemos que todas las personas tienen derecho a la dignidad, no importa su trabajo, su procedencia, su sexo. Y sabemos que la dignidad nos la pisan una y mil veces cada día.


Ser feminista es ser consciente de que el mundo está organizado de forma desigual e injusta desde una época que ni somos capaces de recordar. Ser feminista es querer cambiarlo. Querer cambiar esa estructura patriarcal, androcéntrica, capitalista e injusta. Cambiarla desde el diálogo, la reflexión, el respeto a las ideas.


Dentro del feminismo tenemos muchas diferencias. El feminismo es diverso porque las personas y las ideas son muy complejas. Pero no somos una amenaza. La igualdad es para todas y todos. Quizás, haya quien vea un peligro en nosotras porque reivindicamos lo que es nuestro, aquello que nos quitaron al creer que no nos pertenecía: la Libertad.


Este post nace de uno de los comentarios  que me han sorprendido en Internet. La persona, (un hombre por más señas) contestando a un enlace que hablaba  de micromachismos dijo con disgusto:”  Todo es machismo, hasta respirar". Pues mira por donde, sí, también es Machismo respirar este aire contaminado. La conexión entre el grave deterioro del medio ambiente que se registra en el mundo y las políticas neoliberales que fomentan el consumo desenfrenado de los recursos naturales y prácticas de producción altamente contaminantes es evidente. Como es evidente la conexión entre los neoliberales y el machismo. Ninguna vía política que se pudiera llamar “feminista”destruiría jamás los recursos de la Tierra ni contaminaría jamás el aire que respiramos.


Os dejo con una frase que también se podría aplicar al Feminismo, pero no voy a ahondar más en “la herida”:

“Alimenta tu cuerpo y tu mente de Amor, y tus miedos morirán de hambre”.

¿O sí?. Vamos allá: “Alimenta tu cuerpo y tu mente de Feminismo y tus miedos morirán de hambre”

Paz y Amor Hermanos/as


Texto: Ana S. y Cultura, poder y feminismo

sábado, 30 de enero de 2016

Las Mujeres No Somos Objetos





Denunciamos el Sexismo y el Machismo presente en la televisión, el cine, las revistas, la publicidad y demás medios.

Estamos consumiendo historias contadas por hombres, para hombres, porque en algún momento alguien nos convenció a todxs de que las historias de hombres son las historias de la humanidad, mientras que las de las mujeres son “cosas de chicas”.

Por eso muchas veces, por no decir la mayoría de las veces, las Mujeres aparecen como objetos. Objetos sexuales, o objetos “domésticos”, vamos como si hubieran nacido con una fregona en las manos y tuvieran la misma importancia, o incluso menos, que la lavadora o el frigorífico.

Visto lo visto, y oído lo oído, no es de extrañar  que insistamos en  que la forma en que las mujeres reales se ven a sí mismas y son vistas por el resto de la sociedad está distorsionada.

Por eso, queremos denunciar la publicidad machista y las películas en las que exista una Cosificación sexual de las Mujeres.

Para contrarestar el Machismo todopoderoso que impregna con su olor podrido a la sociedad entera,proponemos elegir películas escritas por mujeres, dirigidas por mujeres. 

Elijamos películas con personajes femeninos ricos, reales, auténticos, y dejemos de consumir contenido basura que retrate a las mujeres como objetos sexuales, vacíos, sin ningún objetivo o meta en la vida, sin personalidad de ninguna índole, que sólo existen para satisfacer las necesidades de los hombres y que fomentan “La Cultura de la Violación”. 

Se trata de concienciar y educar a los/as jóvenes con el fin de evitar que sufran los problemas psicológicos que se derivan de una cultura en que la mujer es tratada como un objeto, y acribillada diariamente con mensajes que fomentan sus inseguridades. Algo que, sin duda, la aleja y complica su acceso a puestos de poder y a la posibilidad de cambiar el statu quo.

Nellie Bly. La Vuelta al Mundo




Nellie Bly, seudónimo de Elizabeth Jane Cochran (Pensilvania; 5 de mayo de 1864 - Nueva York; 27 de enero de 1922) Aventurera, feminista y periodista. Fue una predecesora del periodismo investigativo y pionera del periodismo encubierto.

Fue la primera mujer en viajar por el mundo sola, sin compañía ni “protección” de un hombre. Nellie Bly se hizo famosa escribiendo en el New York World con sus reportajes de investigación en primera persona: se hizo pasar por empleada en una fábrica de cajas, por criada de familias ricas y por loca, llegando a estar internada diez días en el manicomio de la isla de Blackwell en Nueva York. Además  batió el récord del héroe literario de Verne, Phileas Fogg, quien había cruzado el globo en 80 días




Jane Cochran, había nacido en Pensilvania allá por 1864 en el fragor de una Norteamérica viva, tumultuosa, diferenciada y clasista, donde ni el sistema social ni el Estado ni la democracia eran lo bastante maduros para responder a tanta necesidad. En medio de esta marabunta se movían mujeres que trabajan sin descanso, como hormigas, de aquí para allá, esclavas blancas de fábricas y casas, dependientas, empleadas... mujeres conquistando poco a poco derechos inexistentes.

Entre ellas, Nellie. Ella estaba entrenada para los retos. Había crecido en un ambiente familiar cargado de vaivenes económicos. Nació rica, pero no le duró. Y de desgracias personales, su padre murió pronto y tuvo que buscar empleo desde adolescente para poder estudiar.


Su vida como periodista empezó cuando una columna sexista en el periódico Pittsburgh Dispatch la impulsó a redactar una incisiva respuesta al editor. La calidad de la misiva hizo que este último invitara a Cochran ,que estaba en busca de empleo, a unirse al diario como reportera.


Bly escribió algunos artículos de investigación pero, quisieron colocarla en las tradicionales secciones femeninas, pero ella se negó a limitarse a asuntos de moda, dinero, cocina y similares. Incluso se hizo corresponsal beligerante en un México convulso y corrupto. Más tarde dejó Pittsburgh y se mudó a Nueva York en busca de otras oportunidades y periódicos.


Abandonó el Dispatch y viajó a Nueva York, donde solicitó empleo en el periódico sensacionalista The New York World, de Joseph Pulitzer. Pulitzer la contrató, y se le asignó como primer trabajo la escritura de un artículo sobre un asilo psiquiátrico para mujeres en Blackwell's Island. Bly se internó en el asilo, exponiéndose a las horribles condiciones a las que se sometía a las pacientes. Este tipo de periodismo en encubierto eventualmente se convertiría en su estilo particular.


En 1888 se le sugirió al World que mandara un reportero en un viaje alrededor del mundo, en referencia al libro La vuelta al mundo en ochenta días de Julio Verne.


Nellie Bly se presentó ante su editor del World con su idea de viaje global. Pero éste le soltó: "Es imposible para ti hacer un viaje alrededor del mundo. Primero porque eres una mujer y necesitarías protector, y además, aunque pudieras viajar sola, necesitas tanto equipaje que te sería imposible ir rápida...". Ella respondió: "Muy bien, manda a un hombre, que salga ya... Yo partiré el mismo día y lo escribiré para otro diario...". Lo consiguió. 





Nellie Bly fue elegida como la reportera a realizar dicha hazaña y el 14 de noviembre de 1889 partió en su viaje de 24.889 millas desde Nueva York.


"Setenta y dos días, seis horas, once minutos y catorce segundos después de su salida desde Hoboken" (el 25 de enero de 1890) Nellie regresó a Nueva York. Bly estableció un nuevo récord mundial al dar la vuelta al mundo en tan poco tiempo.

En sus viajes alrededor del mundo visitó Inglaterra, Japón, China, Hong Kong, el hogar de Julio Verne, Brindisi, Colombo y San Francisco. Fue también la primera mujer en navegar el mundo sola, sin compañía ni protección de un hombre, y llegó a inspirar a las mujeres occidentales.




Lo que trajo consigo Bly de su travesía fue un relato rico en encuentros: diplomáticos, capitanes, mujeres ricas y pobres, familias extravagantes, empleados poco serviciales, habitantes de mundos exóticos.

Muchas experiencias y reflexiones que fue escribiendo como en una bitácora  que recoge parte de su travesía. Su narración está repleta de detalles propios de una mirada aguda, muy personal, siempre atenta a las condiciones de vida, las infraestructuras, la organización sociopolítica; sobre la manera y el modo en que se trata a las mujeres en distintos lugares; de comparaciones sobre sistemas de transporte en tren o barco de americanos y británicos, etcétera. Su periplo la hizo estrella. Lo que vio y contó se convirtió en éxito.

 

Nellie Bly contrajo matrimonio con el millonario Robert Seaman en 1895, y al mismo tiempo se retiró del periodismo por algún tiempo. Cuando Seaman murió en 1904, Nellie tomó las riendas de sus compañías. Nellie trabajó archivando noticias una vez más y reportó los eventos de la convención de 1913 a favor del sufragio femenino. También viajó a Europa durante la Primera Guerra Mundial y ejerció como reportera desde el frente del este.



Enlaces

Algo más sobre su viaje alrededor del mundo en este artículo de El País: Nellie, la reportera original.

Nellie Bly Documentary (inglés)




Mujeres Ilustradoras



Mujeres Ilustradoras



El Festival Internacional del Cómic de Angulema que se  celebra del 28 al 31 de enero ha sido acusado de sexismo por un colectivo de profesionales del cómic  que reúne a más de un centenar de creadoras, ha pedido boicotear la votación para elegir a los tres finalistas de la condecoración.

«Nos indignamos contra esta discriminación evidente, esta negación total de nuestra representatividad en un medio que cuenta cada vez con más mujeres». El grupo destacó que en 42 años de Festival de Angulema, una única mujer, Florence Cestac, ha logrado el Gran Premio.

A raíz de la controversia, en la red social Twitter se multiplicaron los mensajes de apoyo a la labor de las autoras mediante la etiqueta «WomendoBD» ,las mujeres hacen cómics.


El Festival Internacional del Cómic de Angulema argumentó que la falta de autoras se debe a que los profesionales del sector que han escogido a los nominados de una lista más larga con mujeres «no han votado por ellas». El resultado fue que las mujeres candidatas quedaron en los últimos puestos, excluidas de la selección final.

Para dar visibilidad a las Mujeres Ilustradoras y para que podáis juzgar vosotrxs mismxs os presentamos algunas de ellas.
No están todas las que son, pero son todas las que están.
13. Ana Pez


50. Eve Mae
79. Lucía Be
87. Mar Azabal


91. María Pascual
127. P8ladas



147. Sonia MS
149. Taty Miau

Fuente: notanotherfashionblog.es






viernes, 29 de enero de 2016

Janet Frame



Janet Frame (Oamaru, 28 de agosto de 1924 - 29 de enero de 2004) Novelista, escritora de cuentos y poeta neozelandesa.

Janet Frame, inició su carrera literaria a partir de una juventud marcada por un intento de suicidio y una esquizofrenia diagnosticada equivocadamente

Tras su infancia en Nueva Zelanda llena de cambios por el oficio de su padre, que era ferroviario y viviendo siempre en un ambiente modesto, Frame se preparó como maestra.

Desde el principio, como muestra en su autobiografía, tuvo una conciencia aguda y dolorosa por el lenguaje.

Varias veces fue internada en instituciones mentales, escapando por poco de ser sometida a una lobotomía, modo agresivo de tratar su presunta esquizofrenia. 

Años más tarde, un psiquiatra del Reino Unido diagnosticó que Janet Frame no padecía esquizofrenia, que simplemente era una mujer tímida y algo excéntrica que prefería vivir sola y seguir algunas pautas de conducta diferentes a las de la mayoría.

El premio que ganó le evitó esa irreversible experiencia.

Su primer libro fue la colección de cuentos The Lagoon (1951).

Los búhos no lloran (1957), su primera novela, llevó a su editor de Estados Unidos, George Braziller, a decir que Frame era, "sin duda, la escritora neozelandesa con más talento desde Katherine Mansfield". Combina la poesía y la prosa reflexionando acerca de sus investigaciones sobre los límites entre la cordura y la locura.



Rostros en el agua (1961), Pájaros de lluvia (1968) o Vida en el Maniototo (1979) son algunos títulos de una trayectoria literaria que cubre 11 novelas, varios libros de relatos, un libro de poemas y sus memorias.  Varios de los cuales se basan en leyendas maoríes. Incluyen los títulos Scented Gardens for the Blind (1963) y The Carpathians (1988).

El segundo de sus tres volúmenes de memorias, An Angel at My Table (1984), fue llevado al cine por Jane Campion y premiada en Venecia. Hoy se conoce el conjunto biográfico por ese nombre: Un ángel en mi mesa.

Se considera que Frame es la segunda escritora en importancia, tras Katherine Mansfield, de su país.

Fue candidata al Nobel y recibió diversos premios como el Commonwealth de literatura. 

Janet Frame poseía la Orden de Nueva Zelanda, la Orden del Imperio Británico y había recibido numerosos premios literarios. 


En 1986, la Academia Americana de las Artes y las Letras  nombró a la escritora neozelandesa miembro honorario.


jueves, 28 de enero de 2016

Colette



Colette, ( Sidonie-Gabrielle Colette) (Saint-Sauveur-en-Puisaye, 28 de enero de 1873 - París, 3 de agosto de 1954). Novelista, periodista, guionista, libretista y artista de revistas y cabaré francesa.

Vindicar los derechos de la carne sobre el espíritu y los de la mujer sobre el hombre es el eje constituyente de su obra, aún no reconocida por una crítica literaria eminentemente machista, a pesar de haber recibido grandes honores y reconocimientos estando aún viva.

Fue miembro de la Academia Goncourt desde 1945, la llegó a presidir entre 1949 y 1954.

Adquirió celebridad internacional por su novela Gigi, llevada al cine por Vincente Minnelli en 1958.


Fue condecorada con la Legión de Honor.






Disfrutó de una educación laica y una infancia feliz en la pequeña villa de Bourgogne, de la que sacó un gran amor a la naturaleza vegetal y animal y al ejercicio físico.

Siendo aún adolescente, conoció al escritor y libertino Henry Gauthier-Villars, apodado «Willy», quince años mayor que ella, pese a lo cual se casó con él en 1893.

Willy, autor de novelas populares e individuo muy mundano y vividor, explotaba como “negros” o "escritores fantasma" a varios colaboradores cuyas obras firmaba. Fue el primero en descubrir las facultades como escritora de su esposa, a quien animó a redactar obras que luego él firmaba sin escrúpulo alguno. Estas novelas constituyeron la serie de las Claudine (1900-1903), formada por los recuerdos de la época escolar y juventud de Colette.

Indignada por las infidelidades de su marido y desesperada por verse constreñida al papel de esposa escarnecida y burlada, Colette fue liberándose poco a poco de su tutela y, animada por Georges Wagne, se dedicó a satisfacer sus ambiciones teatrales dedicándose a actuar en espectáculos de music-hall.

Fueron estos años de escándalo y liberación moral en los que descubrió su bisexualidad y tuvo varias aventuras con otras mujeres. Incluso sostuvo un trío con una de las amantes de su esposo. Colette volcó esta historia con pocos retoques en Claudine en ménage. 







En 1906 se divorció al fin de «Willy», a quien no importaban sus aventuras con mujeres, sino solo con los hombres, y durante esos años fue afianzándose como escritora, ayudada por los consejos que al respecto recibió del novelista Georges Simenon: precisión en las palabras que describen la belleza de la naturaleza, gran poder de observación, fino análisis de la conducta de los animales y una gran voluptuosidad y sensualidad expresadas con estilo igualmente fresco y libre.


Tuvo otras amantes importantes, como la rica heredera norteamericana Natalie Clifford Barney, lesbiana militante, y Sophie de Morny, marquesa de Belboeuf, más conocida como "Mitzi", "Missy" o "tío Max". También tuvo solo amigas: las escritoras Helène Picard, que fue su secretaria, y Marguerite Moreno, esposa de Marcel Schwob. Entre los hombres, por supuesto, los escritores Jean Cocteau y Paul Valéry, pero le fue imposible estrechar una amistad con André Gide: eran como agua y aceite.








Tras su divorcio, y siempre con una agitada vida sentimental, Colette conoció a Henry de Jouvenel, un periodista redactor jefe de Le Matin con el que se casará en 1911 .Colette colaborará en el periódico de su esposo, Le Matin, con diversos artículos y reportajes y se divorciará en 1923, no sin convertirse escandalosamente, ya con cuarenta años, en amante de su hijastro Bertrand de Jouvenel, de diecisiete, iniciándole además en la escritura. Esta experiencia le servirá a Colette para desarrollar los temas y situaciones de dos de sus más famosas novelas, Chéri y Le Blé en herbe.




Léopold Marchand colabora con Colette en las adaptaciones teatrales de Chéri (1921) y La vagabunda (1923)


En 1932 publicó el que, según algún crítico dijo: es "el más difícil de sus libros y, a la vez, el más original. Dudo que se haya escrito algo más intenso y más exacto sobre los sentidos, especialmente del sexual, acerca de su soberanía y su tristeza"  Se trata de “Estos placeres...”, una especie de biografía del periodo más tétrico de vida de la poetisa lesbiana Renée Vivien, que había conocido en persona. La primera entrega salió en semanario Gringoire, pero el director recibió tantas protestas escandalizadas que no llegó a ver la luz la segunda. Colette decidió cambiar de título al libro a “Lo puro y lo impuro”, porque le molestaban los puntos suspensivos.

De 1933 a 1936 asumió la crítica teatral en el periódico Le Journal y durante cinco años asistió a ensayos generales cuatro o cinco días a la semana, cultivando la crítica impresionista que llena los cuatro volúmenes de La jungla negra, lo que hizo decrecer su producción narrativa. 



En 1936 aparece Mis aprendizajes, que narra la vida de Colette en la época de las Claudines

En 1937 publica su primer volumen de relatos, Bella Vista, al que siguieron otros tres, Cuarto de hotel, El quepis y Gigi.

El judío Maurice Goudeket, será su tercer marido y, después de haber pasado por el campo de concentración de Compiègne (1941-1944), del que Colette no pudo lograr sacarlo, la ayudará a soportar una terrible artritis de cadera que la relegó a una silla de ruedas a partir sobre todo de 1944.

En 1945 fue elegida miembro de la Academia Goncourt.

En 1948 se empezó a imprimir sus Obras completas, que venía recogiendo desde hacía tres años, y se extendió su fama fuera de Francia.

Pese a su escandalosa reputación, y habiéndosele negado un funeral católico por su condición de atea, la República Francesa le hizo unos funerales de estado, de forma que ha sido la única escritora francesa que ha gozado de tal honor. Está enterrada en el cementerio del Père Lachaise (París).



Frases de Colette






“Cuando se es amado, no se duda de nada. Cuando se ama se duda de todo”.

“Adoro mi pasado. Adoro mi presente. No estoy avergonzada de lo que he tenido, y no estoy triste porque ya no lo tengo”.

“La ausencia total de humor hace la vida imposible”.


“Una mujer disfruta con la certeza de acariciar un cuerpo cuyos secretos conoce y cuyas preferencias son sugeridas por el suyo propio”.

“Hay menos maneras de hacer el amor de lo que se dice, pero más de lo que se cree”.

“Los viajes sólo son necesarios para las imaginaciones menguadas”.

“Una infancia feliz es deficiente preparación de los contactos humanos.”

“Nunca toque el ala de una mariposa con el dedo”.

“Sólo hacemos bien las cosas que queremos hacer”.

“Escribir sólo conduce a más escritos”.

“No es algo malo que los niños, ocasionalmente y en forma cortés, pongan en su lugar a sus padres”.


“El enfermo de amor, el traicionado y el celoso tienen el mismo olor”.

“Los defectos de los maridos a menudo son causados por el exceso de virtudes de sus esposas.”
“Soportaría gustosa una docena más de desencantos amorosos, si ello me ayudara a perder un par de kilos”.


“Ninguna tentación puede ser medida jamás por el valor de su objeto”.

“Una/o pretende olvidar la vejez hasta el borde de la tumba”.